Sobre mí

¿Quien soy?

Soy Katja Meixner Becker. “Expatriada” sin patria, así es como definiría haberme sentido durante una gran parte de mi vida. Mi madre nació y creció en Egipto, de origines austriacos y españoles, fue la tercera generación en criarse en la tierra de los faraones. Mi padre es alemán. Mis padres se conocieron, se enamoraron y se casaron en el Cairo donde yo nací.

A partir de mi primer año de vida, la profesión de mi padre nos llevó a vivir por periodos de entre tres y a cuatro años, en diferentes países de los 4 continentes. Llenando mi infancia de aventuras mágicas, paisajes exóticos, y una infinita riqueza de impactos sensoriales diferentes a través de los olores, los sonidos, los colores, y el gusto,… y también centenares de adioses, miles de perdidas acompañadas de nuevos inicios, nuevos amigos, costumbres e idiomas.

Cada inicio era un duelo acompañado de una nueva exposición a las miradas, sentirse extraña, rara, diferente, por el color del pelo, por el color de la piel, por el idioma, por la cultura, sentirse nuevamente extraña en medio de extraños, acompañado de un continuo replanteamiento de la propia identidad y de las propias referencias.

Igual que los camaleones desarrollé herramientas de adaptación al medio con el único objetivo de ser aceptada, y evitar ser identificada como la “nueva”.

Durante la adolescencia esta capacidad se transformó en un desafío a la diferencia, remarcándola como un estandarte que con el tiempo se transformó en mis muros y mi armadura, mientras mi parte vulnerable se retiraba a una cueva para aparecer solo, cuando desbordada se ponía a flor de piel, bajo forma de agresividad o extrema vulnerabilidad.

La separación de mis padres cuando cumplí 16 años, fue la gota que colmo el vaso. Y me perdí… anhelando pertenecer sin tener claro exactamente a que, vinculándome sin vincularme, con este dolor que los alemanes definen como Heimweh (dolor por el hogar, anhelo, nostalgia de casa) de unas raíces que no sabía donde se encontraban, buscando eternamente sin saber exactamente lo que buscaba, desde el anhelo, la rebeldía, a menudo la dependencia y la ira.

Katja Meixner mar sobre mi

He podido acoger y integrar que mis raíces no se encuentran en un único lugar llamado “casa, patria u hogar”.

Ahora sé y siento que mi arraigo esta en todos aquellos lugares en los cuales he crecido y que han contribuido a la construcción de mi ser, en todo mi sistema familiar, desde mis padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos, cuyas vidas se han ido progresivamente desvelando a mis ojos, ofreciéndome comprensiones y reapacificaciones, y en mi nueva familia formada por mis hijos y mi pareja.

La Espiritualidad ha sido una parte importante de mi recorrido, aunque hace solo poco tiempo que me permito darle un espacio y el lugar que le corresponde en mi vida. La entiendo como aquello que a través de mis cinco sentidos me conecta tanto con mi esencia como con la esencia de todo lo que me rodea. Me facilita entenderme a mi y a mi entorno, identificar lo que quiero, lo que necesito, y/o hacia donde dirigir mis pasos… Sintiendo, Escuchando, Saboreando, “Tacteando”, Viendo y Mirando desde mi Silencio Interior.

La vida nómada durante los primeros treinta años de mi vida, han hecho de mi una acérrima defensora de la diversidad, tanto de raza, cultura, credos y orientaciones personales.

Y hoy, después de años de formación y crecimiento personal, tanto las vivencias tiernas como las heridas sanadas de la vida, me acompañan en mi vida profesional y son la paleta de colores a la cual recurro a la hora de trabajar y empatizar con mis clientes.

Katja Meixner gestalt sobre mi 3

Lo importante no es lo que han hecho de mí, sino lo que hago yo mismo con lo que han hecho de mí

Jean Paul Sartre

Conóceme un poco más

Si quieres saber más sobre los datos oficiales de mi biografía, clica aquí.

logo

Es increíble como cambia la visión de uno, suena a tópico pero empecé yendo a ver a Katja sin ganas y enfadada con la vida y con todo y a día de hoy, pensar en ella me hace pensar en hogar dulce hogar y calma. Para mi ha sido una immensa suerte encontrarme con Katja, ha conseguido que descubra y lidie con muchos aspectos de mi vida que tenía aparcados y no me dejaban sonreír. Por decisión propia me sigue acompañando cuando algo me detiene y siempre me llevo algo muy enriquecedor de ese encuentro. Gracias Katja.

This website uses its first-party and third-party cookies for its proper operation and for analytical purposes. By clicking the Accept button, you agree to the use of these technologies and the processing of your data for these purposes.   
Privacidad